Urgente es que entiendas que amontonar bienes de nada sirve. Que es por esa acumulación compulsiva de cosas, que por cierto… ni siquiera necesitas, por las que trabajas casi todo el día -y que no tenes tiempo de disfrutarlas- por las que perdés tu vida y dejas ir tus verdaderos sueños.
Cuando una foto en un Bar «Vip» o con un auto costoso te hace sentir parte de la sociedad consumista y pedante, parte de esa misma sociedad que es indiferente al hambre o al frió de un pibe en la calle, estas anclando tu mente a la zona de confort… vos vivís muriendo.
Te entiendo… yo también soy así. Pero estoy comenzando a despertar.
Te entiendo… la sociedad te valora por lo que tenés y no por lo que sos, pero tené en cuenta que cambiar es sobre todo por vos.
Leí una frase de la Madre Teresa de Calcuta.. «A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar seria menos si le faltara esa gota».
Deja de lado ese celular, que mirar no es lo mismo que observar, Viajá, bailá, reite, pasa tiempo con la gente que querés, ayudá, respetá, enseñá, y por sobre todo nunca olvides respirar.

Foto: mensajesdeanimo.com

CONTACTO: terapianomade@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + tres =